Pasar al contenido principal

La economía del comportamiento en el desarrollo

Por: Fredy Gómez

La hermosa supercomputadora que los humanos utilizamos para nuestras decisiones a veces no opera de forma óptima en términos económicos, entre las razones de ello están los efectos derivados de los sesgos. En este artículo en inicio se exponen los principales comportamientos que llevan a sesgos en decisiones, luego se muestran como estos impactan en variables asociadas al desarrollo; el detectar los sesgos y diseñar mecanismos puede mejorar los resultados de las decisiones, lo cual es el objetivo principal de la denominada economía del comportamiento.

1. Comportamientos que conlleva a sesgos en las decisiones de las personas

1

Emociones como la ansiedad, causada por el corto tiempo para decidir, o el miedo, como una emoción que nubla la decisión, causan sesgos en las decisiones. Witynski lista los siguientes sesgos principales: i) El sesgo de disponibilidad, el cual se genera cuando las personas prefieren utilizar la información disponible en lugar de la necesaria; ii) El framing que orienta la elección en función de la forma en que se presentan las opciones; iii) El comportamiento de grupo (herding) por medio del cual las personas siguen al grupo, independiente de que tanto ello sea o no beneficioso. Un concepto asociado a estos sesgos es la heurística, en el cual la decisión se basa en soluciones prestablecidas supuestamente óptimas. 

 

2. Implicaciones de los sesgos en variables asociadas al desarrollo

El desarrollo puede verse como el proceso de expansión sostenible de las libertades; en términos de la economía, el ejercicio de las libertades depende en parte de capacidades y habilidades, siendo: i) la educación/aprendizaje lo que permite habilidades para desempeñarse en la sociedad; ii) la salud permite vivir una vida larga y plena; y, iii) los ingresos los medios para procurarse no solo educación y salud, sino superar barreras para el ejercicio de las libertades. El componente de sostenibilidad en la definición de desarrollo implica no sacrificar las libertades futuras bajo un enfoque de ecosistema, tanto de las actuales como de las futuras generaciones (Gómez 2022).

 

2.1. Salud, Nudging y tecnología

Si una persona enfrenta una perdida tan alta como su vida, debería tomar decisiones que maximizasen su salud, reduciendo factores de riesgo, hábitos no saludables o aumentando el uso adecuado de medicamentos. Los sesgos aparecen en parte por el tiempo entre los costos actuales y los beneficios futuros; dada cierta tasa de descuento, algunos comportamientos son la procrastinación y la percepción de los retornos futuros.  En Guatemala y otros países de Latinoamérica se llevó a cabo un estudio con pacientes de hipertensión, a las personas seleccionas se les dieron: cursos de sensibilización, por medio de una APP, mensajes de texto y seguimiento; se encontró que la dificultad de un tratamiento exitoso no solo estaba asociado a las barreras físicas de los servicios, sino a comportamientos como la baja percepción de riesgo, el desconocimiento de temas de salud y poca motivación,  de ahí que pequeñas intervenciones (nudging ) pueden ser rentables para modificar dichos comportamientos. Dichas intervenciones se diferencian del enfoque de Practicas, Comportamientos y Efectos en que los comportamientos objetivo son los que mejoran la toma de decisiones.

 

2.2. Educación y herding

Continuamente emergen mensajes que indican que la educación es el camino al éxito, pudiendo hacer ello que una persona perciba ello como el verdadero comportamiento de la manada. En Tanzania se encontró que las políticas de creación de una nueva sociedad y de un  nuevo currículo  llevaron a mejores resultados. En educación, el nivel de esfuerzo del estudiante está relacionado a las percepciones que se tengan sobre los retornos, de ahí que el sistema de creencias sea importante.

 

2.3. Crecimiento y motivación

Desde hace siglos se sabe que los ciclos económicos siguen olas de optimismo o pesimismo, ejemplificadas por la literatura de profecías autocumplidas. En un enfoque conductual, los sesgos como el auto control y la relatividad de las valoraciones afectan variables como la tasa de descuento o las preferencias entre consumo e inversión, los cual ha llevado a intervenciones como: i) la promoción del optimismo en inversiones que podría llevar a realizar inversiones que antes estaban detenidas, y ii) se ha encontrado que algunos inversionistas actuan de forma sobre confiada, algo que no se observa en otros países de menos ingresos.

A modo de resumen, la economía del comportamiento ofrece recomendaciones que permiten mejorar los resultados de las decisiones para el desarrollo, como se ejemplifica en el caso de estudio de pacientes con hipertensión en Guatemala. 

 

 

 

 

 

 

Escribenos

De forma constante, Cardinal®  busca talento en curación de contenido y datos. Si te consideras experto en dichas actividades, puedes formar parte de nuestra base de datos y en caso se active un proceso se te contactará. El formulario lo encuentras en la parte superior.